La Ciencia del Misterio

El día de hoy fui a visitar a un amigo mío médico especializado en el ultrasonido obstétrico con quien quede de ir a un bar con nuestras esposas a tomar unos tragos para repetir algo que solíamos hacer mucho con anterioridad , sin embargo ahora es mucho más difícil debido a que la vida laboral , gracias a Dios ,  se ha intensificado mucho en los últimos tiempos , especialmente en el último año.

Al salir del hospital donde le recogimos fuimos a uno de los bares que más nos gusta en la ciudad donde charlamos muy agradablemente sobretodo de nuestras labores que de cierta manera están interconectadas o al menos lo llegaron a estar en algún momento  cuando la medicina no tenía los avances de hoy en día , sobre todo cuando la ciencia de la anestesia no estaban muy bien establecida y cuando los pacientes tenían que sufrir tremendos dolores al cabo de cada proceso.

Si bien he ya dicho que mi amigo se especializa en el ultrasonido obstétrico, eso no significa que no sepa hacer nada mas ya que en carrera como médico , especialmente en los primeros años , practico mucha cirugía en su voluntariado , por lo que entiende perfectamente como todo medico el  significado del dolor y sus efectos tanto directos como reflexivos en el resultado del desarrollo de un procedimiento.

Lo que a mí se refiere , mi profesión y practica es la de la hipnosis , una ciencia diseñada para poder acezar directamente  al subconsciente y corregir daños que afecten al pensamiento o inclusive , como se hacía en el antes ,  cambiar los códigos del pensamiento para crear ciertas ilusiones en el cuerpo humano , una de ellas siendo por supuesto la ausencia del dolor físico cuando esto es absolutamente necesario , como lo era en aquellos años antes del “ bendito cloroformo” como le llamaba Charles Darwin a la anestesia de aquella época , debido a que en su formación como médico tuvo que presenciar algunas cirugías sin la ayuda de la anestesia.

La hipnosis ha sido una ciencia calificada por muchos a lo largo de los años como “ esotérica” especialmente en los años previos al siglo 19 , aunque en muchos lugares hoy en día ( por lugares me refiero a personas) siguen pensando que esta práctica es una que tiene que ver con lo sobrenatural cuando en realidad no lo es así de ninguna manera.

Esta reputación de esoterismo , se intensifico con las prácticas de Antón Mesmer y su ciencia del “Magnetismo Animal” que le hizo enormemente popular en las cortes de toda Europa ya que se profesaba que su práctica podía remediar cualquier daño en la salud , muy parecido a lo que haría el monje siberiano Rasputín en la Rusia zarista del siglo XX con la dinastía de los Romanov al curar al pequeño zarievich de sus males de hemofilia por medio de poderes ocultos , que en realidad eran simplemente hipnosis.

Esta es una ciencia con la que he podido remediar muchas condiciones y puedo afirmar que no tiene nada esotérico , sin embargo no hay que hacerlo con cualquiera.